Skate contra el top manta

Skate contra el top manta

Habían llegado a ser un millar, según los vecinos y comerciantes de la zona. Y hacía días que extendían las mantas con aparente impunidad en el paseo de Juan de Borbón de Barcelona. Pero en la mañana del viernes un dispositivo conjunto de la Guardia Urbana, los Mossos y la Policía Portuaria ha impedido que los manteros se pusieran a ejercer.

Se ha hecho por “saturación”, como avanzó que se haría el comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, a la hora de explicar las medidas estivales para perseguir el ‘top manta’: los agentes, que han llegado a la zona hacia las siete y media de la mañana, se han desplegado de manera intensiva para disuadir a los vendedores. El Ayuntamiento también ha optado por una solución innovadora: montar un gran ‘skate park’ en este espacio para convertirlo en un lugar de ocio e impedir, al mismo tiempo, que los manteros tengan lugar.

La importancia de los skate parks en Barcelona

Esta semana, en el encuentro entre diferentes administraciones implicadas en la persecución del ‘top manta’ que comandó el Síndico, el Ayuntamiento ya avanzó que se impulsaría de manera inminente un dispositivo policial de este tipo, que implica la coordinación policial entre diferentes administraciones. Una actuación que Recasens destaca que es menos conflictiva pero igual de eficiente que los desalojos. El comisionado de Seguridad remarcó en su intervención que en Barcelona “no hay zonas de tolerancia con la venta ambulante” y dio a entender, ahora hace dos semanas, que se optaría para inundar de policías la zona de Juan de Borbón, a pesar de admitir que esta solución los obligaría, fácilmente, a tener que perseguir los manteros por otros puntos de la ciudad.

Hay que determinar todavía hasta cuándo se alargará el dispositivo policial de este viernes, que, de momento, se ha aplicado igual que el que ya se hizo en la zona del Puerto o al metro, que también habían sido zonas de concentración de manteros meses atrás.